Fernando Pessoa

Dios

A veces soy el Dios que traigo en mí
y entonces soy el Dios y el creyente y la oración
y la imagen de marfil
en que ese dios se olvida.

A veces no soy más que un ateo
de ese mi dios que soy cuando me exalto.
Veo dentro de mí todo un cielo
y es un mero hueco cielo alto.

3-6-1913

Mi tedio no duerme.
Cansado existe en mí
como un dolor informe
que no tiene causa o fin…

19-6-1915

Autopsicografía

El poeta es un fingidor.
Finge tan completamente
que llega a fingir que es dolor
el dolor que de veras siente.

Y los que leen lo que escribe,
en el dolor leído sienten bien,
no los dos que él tuvo
mas sólo el que ellos no tienen.

Y así en los raíles
gira, entreteniendo la razón,
ese tren de cuerda
que se llama corazón.

1-4-1931

(F. Pessoa. Obra poética. Tomo I. Ed. bilingüe. Trad., introd., selec. y notas Miguel Ángel Viqueira. Pról. Gonzalo Torrente Ballester. Barcelona: Ediciones 29, 1981)