Hans Van de Waarsenburg

Casa en las dunas

La casa en las dunas se apena todo el verano
la mano tras el hueco de la península
proa del vacío

La última palmada del mar que cuenta
(que cuenta)

Y la luz salada
tiempo cincelado:

Quien almacene mar
siempre tendrá tierra a la vista

Postal

I

Tu mano refleja el mapa
Sombra de tus travesías:

Con el muelle la tierra desaparece,
Ante el viento y desde la espuma

Luego, el mascarón de proa,
Inauditas las olas rompientes

II

El horizonte como un hogar
Una alucinación de hombres de mar
Y lo que quedó escondido:

El vaso que tiraste,
La tinta que se corrió,

Las palabras deslavadas.

Horizonte

El horizonte
se descubrió
hacia arriba

El espejo
del mar
cubierto

El naufragio
se apretujó

Tercamente el tiempo
sigue su curso

Lisboa

A veces sueño con Lisboa por las noches
Lento diario que transcurre bajo el sol

Desmoronándose en cafés al aire libre, blanco
Que con rapidez se decolora, los pasos que se dan

La boca sellada, la úvula partida
Un murmullo de ondas, el disfraz que eres.

*

En vano el barco arrastra la aspereza interior
Saudade que se disuelve en marea afectuosa

Pero la mañana no encaminará al tiempo
Consuelo, piensas, pero no.

Aún inhalando el sueño, bajo el primer sol
A veces sueño con Lisboa.

Descripciones del lago

En la descripción del lago
El agua monta y desborda
Extinguiendo el fuego sobre calderos
De hierro. La arena se tiñe de negro,
La miel lamosa del mal aceite.

En la descripción del lago
Resuena un estrépito mientras abres
Un paquete de manteca. El relámpago
Parte los árboles y la piedra.

En la descripción del lago
Los navíos desgarran la tarde
Y la cerveza se evapora en el barril.
En la descripción del lago
El hollín cae del cielo.

*

En la descripción del lago
Olvidas las montañas, los árboles
Y el agua. Los barcos están ahí
Volcados sobre la arena.
La isla es un espejismo.

En la descripción del lago
Los peces, alegres, secan las lágrimas,
La roca se desmorona como el pan de centeno
En los nidos de antaño.

En la descripción del lago
Los colores de una carta gotean
Y se diluyen en vasos tristes.
En la descripción del lago
Nieva largamente.

(H. van de Waarsenburg. Paisajes marinos y otros poemas. Antología 1980-2000. Versiones Pura López Colomé y Jan Hendrix. México: Trilce Ediciones / Fundación Casa del Poeta, 2004)