François Villon

CLVII

No es éste un juego de poca monta,
En él se arriesga el cuerpo, y acaso el alma,
Al que pierde de nada le vale arrepentirse
Para morir en la vergüenza y el oprobio;
Y el que gana no alcanza por mujer
A Dido, la reina de Cartago.
Bien loco y vil es el hombre
Que por tan poco se expone a tanto.

Al dorso de la carta

Andad, letras, dad un salto;
Aunque no tengáis ni pies ni lengua,
Demostrad en vuestro discurso
Cuánto me apremia la falta de dinero.

(F. Villon. Poesía completa. Trad. Gonzalo Suárez Gómez. Madrid: Visor, 1979)